ORIENTACIONES PARA EMPEZAR BIEN EL CURSO





1º) Procura empezar con buen pie, de manera muy organizada y estudiando y atendiendo desde el primer día. Recuerda que tendrás muchas materias con distintos maestros/as. Utiliza la agenda para anotar las cosas: deberes, materiales, horarios…

2º) Escucha atentamente las orientaciones de tu tutora, sigue sus orientaciones y habla con ella cuando lo necesites. Si tienes conflictos con alguien acude a ella. No te tomes la justicia por tu mano o no sufras en silencio algún problema que ella pueda ayudarte a resolver. Ella se puede poder en contacto con el Orientador, el Jefe de estudios, el Director o con otros maestros/as si es necesario.

3º) No esperes que continuamente te digan lo que tienes que hacer; ya vas siendo maduro/a para que te vayas enterando de cómo funciona todo y para organizarte de manera autónoma.

4º) Utiliza tu criterio para juzgar las cosas y actuar por iniciativa propia. No te dejes influenciar negativamente por otros y no actúes por imitación. Es importante tener amigos, pero NO a cualquier precio.

OBSERVA- PIENSA- ACTÚA

5º) Respeta a todo el mundo y te respetarán. No le hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran.

6º) En tu clase y en otras clases, habrá alumnos con dificultades de aprendizaje o de otro tipo. Recuerda que todos somos diferentes y todos merecemos respeto. Ayúdales.

7º) Recuerda que todas las materia son importantes, no hay “marías”. Todas se evalúan por igual, y en la evaluación se tendrá muy en cuenta tu actitud. Todas son importantes. La nota del examen no es la única calificación. También cuentan las actividades y tareas del día a día, trabajos, orden, limpieza, el respeto, el interés, el esfuerzo…

8º) Lo mismo ocurre con los maestros/as; todos se merecen respeto, aunque alguno te caiga peor, o te haga más gracia o sea más flexible con la disciplina. Deberás adaptarte a ellos/as a su metodología, porque ellos/as también intentarán adaptarse a tus características.

9º) Aprovecha a tope todas las clases, si estás muy atento saldrás con las cosas aprendidas y en casa solo tendrás que reforzar.

10º) Si algún día no puedes ir por enfermedad o por otra causa, preocúpate de recuperar la información perdida, las tareas pendientes y estudia intensamente para compensar ese tiempo. También recuerda justificar la falta a tu tutora.

11º) Con hacer algunos deberes no será suficiente. Tienes que repasar a diario los contenidos de las lecciones. Primero estudia y después haz los deberes, si los tiene. Te resultará más fácil y provechoso.

12º) Recuerda que el curso se pasa volando, lleva las cosas al día si no quieres verte agobiado.

13º) Escucha a tus padres; debes informales de todo lo que sea necesario y recuerda que a veces tienen razón.

14º) Recuerda que estudiar es tu trabajo y responsabilidad y además es un gran PRIVILEGIO. Muchos millones de niños no pueden hacerlo. Tú SÍ, no lo desaproveches.

¡¡SUERTE ¡!